Me gusta lo retro

En estos tiempos de Netflix amenazando con destronar a la television abierta, me recuerdan cuando la television amenazaba con destronar a la radio o spotify a los mp3 bajados etc etc.

pues resulta que corria el año 1956 cuando comercializado por Chrysler salío un extraño tocadiscos para utilizart en coches, unos cuantos contrapesos evitaban quel acetato saltara.

Lo comercializaron como una innovación que te daba el control de lo que escuchabas y una alternativa a la reinante radio.
Chrysler lo incluyo es sus coches mas detallistas durante 5 años, pero el tiempo los dejo en desuso por lo complicado de su arreglo.

Este invento me plantea dos preguntas:

1. ¿Como era la calidad del sonido? Al girar tan despacio (casi una tercera parte de la velocidad de un “single”), el registro sonoro queda muy limitado. En particular, dudo que estos discos registraran bien los agudos.

2. ¿Duraban mucho los discos? Cualquiera que tenga o haya tenido vinilos sabe que son muy frágiles; la vibración o un movimiento brusco puede rayarlos. Esto significa que un coche no el entorno mas adecuado para un tocadiscos.

Spotify contra Apple.

Comenzo la guerra entre dos gigantes de la música online: Spotify y Apple. La compañía sueca ha presentado hoy una demanda contra la multinacional estadounidense ante la Comisión Europea por competencia desleal. El consejero delegado y fundador de Spotify, Daniel Ek, ha explicado que la denuncia ante Bruselas se debe a las reglas que aplica Apple en su tienda de aplicaciones. En opinión de la empresa europea, tales reglas “limitan intencionadamente las opciones de elegir y ahogan la innovación a costa de la experiencia de usuario”.

Para Spotify, Apple actúa como “jugador y árbitro” y pone en desventaja a sus rivales, ya que el fabricante del iPhone no solo es propietaria de la App Store, la tienda de aplicaciones para los dispositivos Apple, sino que también cuenta con un servicio propio de
música en streaming (Apple Music), que es un “competidor directo” de Spotify.
El consejero delegado de Spotify ha explicado en rueda de prensa que su compañía ha intentado resolver sin éxito este problema con Apple por la vía del diálogo. Por ello, la firma ha decidido pedir ahora
a la Comisión Europea que tome las acciones necesarias para asegurar “la libre competencia”. “Hemos solicitado a los servicios de Competencia del Ejecutivo comunitario que todas las aplicaciones,
incluidas las desarrolladas por Apple, se sometan a las mismas reglas, así como que los consumidores tengan libertad de opción real en lo referido a los sistemas de pagos”, ha añadido el directivo, que
defiende que “las aplicaciones deben poder competir de manera justa por sus méritos, y no en función de quién es el propietario de la App Store. Todos deberíamos estar sujetos al mismo conjunto de reglas y restricciones, incluida Apple Music”.